miércoles, 13 de febrero de 2013

Otros artistas del Museo (11)




A los visuales señalados en la columna de ayer, representados permanentemente el Museo de Ciudad Bolívar en la casa del Correo del Orinoco, le siguen en la sala seis, Alejandro Otero, Alirio Rodríguez, Carlos González Bogen, Régulo Pérez (nativos de Bolívar como Soto), Armando Barrios, Oswaldo Vigas, Braulio Salazar, Perán Erminy, Mateo Manaure, Francisco Hung, Aglays Olivero, Rafael Pérez, José Campos Biscardi, Max Pedemonte, Raúl Sánchez, Teresa Casanova y otros con los que se hace un intento por resumir el arte venezolano desde 1942.
En el Zaguán que da a la calle Carabobo (el Museo está ubicado entre la calle Carabobo y el Paseo Orinoco) se exhibe una muestra de pintores primitivos. En el umbral, dos petroglifos rescatados del lecho del Lago de la Represa de Gurí en la entrada; las obras de Miguel von Dangel “Uverio-Santa Cruz del Orinoco”y “Parman-los Guires,” que son pinturas acrílicas escarchadas sobre papel cartografiado. También como algo sorprendente es posible ver un supuesto retrato de Francisco de Miranda, marfil, hecho por un  pintor inglés: John Filens (1817-1867), porque , además de los pintores nacionales, puesto que la esencia del museo es “cien años de pintura venezolana”, ha habido que habilitar espacio para pintores extranjeros que han tenido la generosidad de donarle obras a la institución. De suerte que el Museo dispone de una buena colección de obras de artistas extranjeros, donde sobresalen los de italianos por su mayor contribución.
Efectivamente, los pintores italianos están representados en el Museo de Ciudad Bolívar con el mayor número de obras. Más de 70, de diferentes técnicas, desde el acrílico a la acuarela, pasando por la técnica mixta, el collage, el dibujo y la serigrafía.
Nueve de estas obras fueron realizadas expresamente como homenaje a Simón Bolívar y a Venezuela por Gloria Persiani, Mario Bizarri, Alba Savoy, Anna María Vencheri, Aldo Mengolini, Carlos Bevilacqua, Vicenzo Gigli, María Laura Piccinello y el japonés residente en Roma, Takara Noya.
Aparte de la colección de obras italianas, el patrimonio del Museo estimado en más de 900 obras, incluye las de los siguientes maestros igualmente extranjeros: Carlos Enríquez (Cuba 1901-1957), Baltasar Lobo (España 1910-1993), Rufino Tamayo (México), Edgar Negret (Colombia), Bruno Vernier, Pérez Celis, Horacio Blas Maza y Liliana Porter (Argentina), Jorge Eilson y Joaquín Roca Rey (Perú), Ada Balcácer (República Dominicana), Duncan (Inglaterra), Felipe de Vallejo (España), Lourdes Castro (Portugal) y dos pinturas del disidente ruso Eugenio Rujín, muerto en 1974, las únicas de un pintor ruso que se encuentran en Venezuela y las cuales fueron donadas respectivamente, por la Embajada de Venezuela en Rusia y Carlos Maldonado Bourgoin
Además de este patrimonio de artes visuales debemos destacar que el inmueble construido a comienzos del siglo diecinueve a las faldas del cerro El Vigía que contienen las aguas del Orinoco, es de por sí, una obra de valor arquitectónico  que se agrega al tesoro histórico-artístico que exhibe y resguarda.
Luego de ser inaugurado el Museo el 20 de noviembre de 1973, la Junta directiva de la Asociación Amigos de Guayana se propuso pasar de la fase contemplativa de  las obras expuestas en sus seis salas a la cultura activa.
La cultura es un acto reflexivo de donde se origina el lenguaje esencial y tal es el propósito de la creatividad  en todas las manifestaciones del arte  y de las letras.  Sin embargo, un Museo no puede limitarse sólo a acumular obras de arte para mostrarla al público como sistema de un proceso estético, sino también a promover, a fomentar, a educar, a formar e  investigar y ese camino se trazó desde el primer momento el Museo de Ciudad Bolívar.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada