sábado, 16 de febrero de 2013

Inauguración Casa Correo del Orinoco (8)




La reconstrucción y restauración de la casa donde se editó el Correo del Orinoco fue concluida por el Ministerio de Obras Públicas durante la gestión del Presidente Rafael Caldera, quien la inauguró el 20 de noviembre de 1973 con una exposición de cien años de pintura venezolana propiedad de la Asociación Amigo de Guayana con miras a un museo para Ciudad Bolívar.
            La Asociación Amigos de Guayana había sido constituida el primero de agosto de 1971 con el objeto estimular y desarrollar en el Estado Bolívar todo género de manifestaciones artísticas, literarias y culturales en general y contribuir a la conservación de los monumentos y sitios históricos de la jurisdicción en función de sus valores intrínsecos y de su interés por el incremento del turismo y por ende de la economía regional.
Quedó constituida bajo la presidencia del escritor y crítico de arte Rafael Pineda e integrada además en calidad de principales por Andrés Palazzi José Sánchez Negrón, Régulo Pérez, Maby Natera Febres, Rosario Pérez Agosto, Andrés Bello Bilancieri, Vinicio Grillet y  Fitzí Miranda.  En calidad de suplentes: José Miguel Gómez Bello, Manuel Alfredo Rodríguez, Maruja Agosto Aristeguieta, Malú Liccioni de Huncal, Luis Eduardo Arreaza Contasti, Américo Fernández y Alberto Mancini.
El Presidente Caldera inauguró la casa a las nueve de la mañana acompañado de los ministros de la Defensa y Educación así como del Comisionado de la presidencia para los asuntos del patrimonio, doctor Mauro Páez Pumar.
Muchas y constantes fueron las motivaciones para integrar lo que a partir de entonces ha sido un importante centro de cultura activa y dinámica.  En primer lugar, la tenacidad, una auténtica campaña de permanente beligerancia y gestión llevada a cabo  para llegar a ese momento estelar de contemplar la obra realizada que el presidente Caldera puso oficialmente en servicio.
La casa fue restaurada por el Ministerio de Obras Públicas con la asesoría de la Junta Protectora y Conservadora del Patrimonio Histórico y Artístico de la Nación y el comisionado presidencial doctor Mauro Páez Pumar, quien en todo instante estimuló la realización de ese anhelo y de todos los nobles entusiasmos puestos en esta empresa por el pueblo bolivarense en todos los niveles de su gentilicio.
En una sala, especialmente acondicionada, fue instalada la “The Washington Press”, donde se editó el Correo del Orinoco, órgano de opinión históricamente fundamental  en la lucha independentista.  Dicha prensa, por gestiones de la Junta Protectora y Conservadora del Patrimonio Histórico,  fue regresada a Ciudad Bolívar desde el Museo Bolivariano  de Caracas en donde permanecía desde 1911 que la donó Bartolomé Tavera Acosta.
La parte museográfica de artes plásticas de la inauguración, estuvo selectivamente representada en base a un hecho que no tiene precedentes en Venezuela. Se trata de que artistas, coleccionistas, personalidades en diferentes actividades  así como organismos públicos y privados donaron un total de 485 obras para el museo que Rafael Pineda tenía proyectado para Ciudad Bolívar.  En estas obras, todas de significativa importancia,  que a lo largo de cuatro años fueron engrosando lo que hoy es patrimonio del Museo, destacan pinturas de todas las tendencias, dibujos, grabados, gráficas, esculturas y cerámicas.
La hermosa casa de estilo colonial, es de ornamentación sobria, elegante, sencilla, y permite alojar sin ningún tipo de choques a las más audaces formas de la expresión artística.  Los grandes espacios abiertos acceden a una observación clara e impactante a cualquier distancia siempre dentro de una dimensión óptima, equilibrada y serena.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada