martes, 29 de enero de 2013

Denuncia policial inútil

La siguiente carta, del  7 de septiembre de 2004, suscrita por el licenciado Tito García, encargado del Museo de Ciudad Bolívar, fue dirigida al Coronel Román Pineda, Comandante general de la Policía del Estado, en los siguientes términos: “El Museo de Ciudad Bolívar en la Casa del Correo del Orinoco se ha convertido en el azote de los ladrones.  Comenzaron por incursionar, siempre en horas de la noche, en forma esporádica, y ahora más seguidamente a juzgar por el robo ocurrido en la madrugada de este viernes 03 de los corriente.
            Ya son seis (06) las piezas robadas de la colección permanente del Museo.  En la primera incursión de enero de 1996, fueron sustraídas dos pinturas y una escultura de maestros venezolanos:  de Pedro Ángel González (1910-1981), titulada “Crepúsculo desde la Sabana de San José, Caracas”, óleo sobre tela, con medidas de 48 x58   fechada en 1919; de Luis Alfredo López Méndez (1901-1996)  titulada “Desnudo con flores”,(n la foto) óleo sobre tela, con  medida de 58x 48, fechada en 1970 y del escultor Manuel de la Fuente (1932), titulada “La Ciudad”, bronce dorado, constante de cuatro módulos, con medida de 26, 26, 27 y 30 cm, de alto respectivamente x 30 de ancho, fechada en 1983.  Luego los cacos cargaron con numerosos fragmentos de cerámica pre colombina, y así mismo con varias monedas antiguas.
            En Junio de 1996, y después de varias incursiones, arrasaron toda clase de objetos de uso práctico, incluso con las cornetas de la instalación de sonido hasta culminar por llevarse la pintura de la autoria Leke Alamo, titulada “Víspera del Congreso de Angostura”, óleo sobre tela con medidas de 78 x 98 cm, fechada en 1983.
            Más recientemente, la madrugada de ese viernes 3 del corriente, los ladrones dieron el golpe con 2 pinturas de artistas locales: de Rafael Aníbal Palma, titulada “Puesto de Policía”, óleo sobre tela, con medidas de 69 por 88 fechada en 1994; y la otra obra de Malú Liccioni de Huncal, titulada “Casa San Isidro”, óleo sobre tela, con medidas de 18 x23,5  fechada en 1997.
            Importa destacar que estas tres últimas piezas: la de 1996 y las 2 sustraídas de este viernes en la madrugada, pertenecen al mismo “estilo ingenuo”, es decir, a la misma categoría caracterizada por la espontaneidad e ingenuidad, lo que hace suponer que el ladrón sabe lo que busca.
            El hecho llama particularmente la atención, porque se trata de un robo de bienes culturales que hasta ahora, por fortuna, poco o nada ha afectado a otros museos o instituciones similares en Venezuela. Pero en Ciudad Bolívar, esa excepcionalidad llegó a  su término con lo ocurrido en el Correo del Orinoco, ya sea local o de otra región la procedencia de los ladrones.  En cualquier caso, han puesto de manifiesto lo que puede menos que calificarse su exquisita sensibilidad.
            El Museo fue fundado en 1972 por la Asociación Amigos de Guayana, una institución sin fines de lucro, debidamente registrada.  Tiene como sede la Casa donde se editó el periódico “Correo del Orinoco” por mandato del Libertador Simón Bolívar.  El Ejecutivo Nacional le asignó en custodia dicha casa a la Asociación, para que la usara como sede del Museo; y también la prensa marca Washington en la cual fue impreso dicho periódico.
            El patrimonio artístico que la Asociación ha reunido hasta hoy (Pinturas, Dibujos, Grabados, Cerámicas, Esculturas) sobre pasa las 1000 piezas, ilustrativas del proceso de las artes visuales en Venezuela en los últimos cien años.
            En una oportunidad ese servicio que usted comanda, destacó un guardia nocturno en el Museo, pero posteriormente fue descontinuado.  Es el mismo que hoy nos permitimos solicitar encarecidamente, en vista de la crítica situación aquí planteada.
            La Asociación y el Museo confían en que esta solicitud sea atendida lo más pronto y positivamente, como además lo merece una institución que tiene como propósito contribuir al desarrollo de la cultura en Guayana”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada